¿Qué pasa si bebo mucho alcohól?

dejar el alcohol

Beber alcohol está aceptado por la sociedad desde hace mucho tiempo, pero en los últimos años parece que se está estandarizando. Es raro el que no bebe alcohol, y esto está empezando a ser grave ya que no afecta a los jóvenes, sino que muchos niños empiezan a consumir alcohol sin la aprobación de sus padres o tutores.

Dejando a un lado las edades, muchos de los que consumen alcohol lo hacen de una forma habitual y con grandes dosis, algo que tiene muchas consecuencias negativas. Vamos a ver qué pasa si bebo mucho alcohol, y vamos a ayudarte y a ver consejos para dejar el alcohol.




El alcohol es algo que se toma en todo el mundo, a todas horas y por cualquier causa: ¿Has suspendido?, cerveza. ¿Has aprobado?, cerveza, es un clásico.

No es lo mismo tomarte una copa de vino en una comida, que tomarte 5 cubatas una tarde porque te aburres. Hay muchas variantes de la toma de alcohol, por lo que tienes que tomarte todo al pie de la letra.

El alcohol como sabéis nos ayuda muchas veces a afrontar un problema, a tomar decisiones que no tomarías sin él y a echarle cara a situaciones, pero eso sí, siempre tomando alcohol con mucha moderación. Como sabemos el alcohol perjudica mucho a nuestra salud, a nuestras relaciones personales, así como por ejemplo el alcohol es la causa del 50% de los accidentes mortales.

Ante de todo decir que si alguien tiene problemas graves lo mejor es que acuda a un profesional médico, nosotros solo podemos aconsejarte y abrirte los ojos!

¿Cómo afecta el alcohol a nuestro cuerpo?

Vamos a ver las consecuencias que puede tener el alcohol en tu cuerpo. No tienes porqué preocuparte, ya que algunas vienen cuando el consumo de alcohol es muy excesivo, pero está bien que conozcas que puede pasar por tu cuerpo, para así dejar el alcohol o al menos bajar la dosis que tomas día a día:

  • Inflamación de páncreas. Tu páncreas por si no lo sabes, produce sustancias que tu cuerpo necesita para poder funcionar bien.
  • Si tienes la tensión alta, el alcohol podría hacer más dificil el control de tu presión arterial, un tema muy serio.
  • El alcohol puede llevarte a problemas y enfermedades cardiacas graves.
  • El esófago y el estómago puede sangrarte en una situación puntual.
  • Daños al hígado. Si bebes mucho alcohol el que va a sufrir la peor parte, o al menos de las peores, va a ser el hígado. A menudo estos daños pueden solventarse con tiempo, pero hay daños que son irrecuperables.
  • Desnutrición. Beber mucho alcohol puede afectar a tu nutrición y llegar a ser un caso serio. Bebes mucho y comes mal.
  • Beber alcohol en el embarazo en el caso de las mujeres puede provocar mucho daño al bebé, incluso el síndrome de alcoholismo fetal (SAF)
  • Problema de erección en los hombres.
  • Dificultad para orinar.
  •  Cáncer de hígado, colon, cabeza, esófado, mamas o cuello.

¿Qué hacer si quiero dejar el alcohol?

Consejos útiles para dejar el alcohol (o al menos bajar tu dosis)

Existe vida más allá del alcohol, ya lo decían los Mayas! En muchas ocasiones y eventos sociales es muy difícil decir que no a esa copa que te ofrecen, pero hay muchas cosas que puedes hacer para dejar de lado, o al menos en un segundo plano el alcohol. Vamos a enumerarte cosas que puedes hacer para dejar el alcohol:

  • Deja el alcohol los días laborales! Céntrate en tu trabajo, en tu familia, o en tu serie favorita, pero entre semana di no al alcohol!
  • Cuando te apetezca beberte una copa, bébete un zumo. Te sentará bien, y al día siguiente no tendrás resaca. Pruébalo.
  • Entra a la gran web www.Cruzadito.com e infórmate de todo lo que te dejamos día a día, es una de las mejores opciones que puedes hacer.
  • Si para llegar a tu trabajo tienes que pasar por muchos bares que te tientan a caer en el alcohol, cambia tu ruta!
  • Haz un puzzle, ¿no tienes lo que hay que tener?
  • Lee, rie, sueña, baila.
  • Es verano, ves a la playa, a la piscina o métete en la ducha.
  • Ponte buena música y dale ritmo.
  • Puedes visitar un centro de atención como podría ser la Fundación Recal donde te ayudarán a ser tu de nuevo y dejar a un lado el alcohol.




Si dejar el alcohol o bajar su dosis considerablemente hace que entres en un síndrome de abstinencia, tienes que acudir a un profesional médico sin dudarlo.

¿Cómo saber si tengo síndrome de abstinencia? Los síntomas más claros son los temblores de manos, sudor, vómitos o náuseas o no poder dormir por la noche a causa del insomnio.

Y ya sabes, si bebes no conduzcas!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.